¿Se puede trabajar y cobrar la pensión por jubilación? Compatibilidades

La percepción de la pensión es incompatible con la realización de cualquier trabajo del pensionista, por cuenta extraña o bien propia, que dé sitio a su inclusión en el Régimen General o bien en ciertos Regímenes Singulares, salvo determinadas salvedades.


Tampoco se deja compaginar la jubilación con el desempeño de altos cargos o bien con un puesto en el ámbito público, salvo si se es maestro universitario retirado o bien personal diplomado sanitario.


No obstante, la incorporación de nuevo en el Régimen de la Seguridad Social, o bien si se procede a la reincorporación a la vida laboral a jornada completa, supone que la prestación quede suspendida y las nuevas cotizaciones van a mejorar la pensión, incrementando el porcentaje a aplicar a la base reguladora en función de los años de cotización y reducirán los factores reductores de los presuntos de acceso adelantado a la pensión.


Por lo tanto, el desempeño de un trabajo por cuenta extraña o bien propia, supone regresar a la vida activa y que el percibo de la pensión se suspenda, salvo en 3 situaciones determinadas:


▪ Jubilación parcial


▪ Jubilación flexible


▪ Jubilación activa


En el caso de la jubilación parcial y la flexible, deja la compatibilización del percibo de la pensión con un trabajo a tiempo parcial. A lo largo de dicha situación, se minorará el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada laboral del pensionista con relación a la de un trabajador a tiempo completo equiparable. O sea, si el contrato de trabajo a tiempo parcial supone un cincuenta por ciento de la jornada a tiempo completo, el importe de la pensión se va a ver reducida en un cincuenta por ciento .


Sin embargo, hay ciertos requisitos y diferencias entre estos 2 géneros de jubilación. En la flexible, se puede acceder cuando ya se ha logrado la condición de retirado, en cambio, la jubilación parcial se puede pedir unos años ya antes de lograr la edad mínima demandada para jubilarse, siendo la edad mínima demandada de un par de años menos que la edad ordinaria de jubilación.


Respecto a la jubilación activa, esta se introdujo con la reforma del dos mil trece, y deja el disfrute de la pensión en su modalidad contributiva, con la realización de cualquier trabajo por cuenta extraña o bien por cuenta propia del pensionista.


No obstante, se precisan cumplir una serie de requisitos. Uno de ellos, es acceder a la jubilación una vez cumplida la edad que en todos y cada caso resulte de aplicación, sin que se deje ningún género de modalidad de jubilación adelantada o bien bonificada. Otro requisito es que el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión ocasionada debe lograr el cien por ciento .


Una vez cumplidos estos requisitos, se deja estar percibiendo la pensión y tener un trabajo a tiempo completo o bien a tiempo parcial.


Respecto a la cuantía de la pensión en esta modalidad, esta va a ser equivalente al cincuenta por ciento del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, en el instante de comienzo de la compatibilidad con el trabajo, excluido, en cualquier caso, el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada de trabajo o bien la actividad que realice el pensionista. Finalizada la relación laboral, se restituirá el percibo íntegro de la pensión.


Otro detalle esencial, es que a lo largo de la realización del trabajo, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social solamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales. No obstante, tienen la obligación de una cotización singular, llamada de solidaridad que es un ocho por ciento .


En terminante, si bien la regla general es que en el momento en que se accede a la pensión, lo normal es no efectuar ningún género de trabajo, la Seguridad Social deja que en ciertas situaciones y cumpliendo determinados requisitos, se pueda acceder a una de las tres modalidades previamente citadas para compaginar el trabajo con el percibo de la pensión en su modalidad contributiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad