Campo laboral y fiscal del Videoblogger ¿Autónomo o bien sociedad?

El término Youtuber es en los últimos tiempos un personaje que ha acontecido a consecuencia del desarrollo y también innovación de las nuevas tecnologías y, sobre todo, en el terreno de los juegos para videoconsolas online. En este sentido, cualquier persona en el planeta puede tener su canal de YouTube (y, recientemente, en nuevas plataformas de emisión en riguroso directo, como puede ser Twicth.tv), al que subir sus vídeos y compartirlos con sus seguidores en internet.



¿En qué momento tiene un YouTube que comenzar a proponerse su figura fiscal?


Sin embargo, no todo el planeta puede colgarse el Sanbenito de Youtuber. Y es que, cuando charlamos de ellos, nos referimos a personas que se han dado a conocer en público, adquiriendo fama por esta razón, por sus vídeos publicados en la red. Esta fama los ha llevado aun, y merced a las miles -o bien millones- de reproducciones que sus vídeos puedan lograr, a lucrara a nivel económico, al poderlos explotar comercialmente con publicidad, ganando así notables cantidades de dinero.


Es ahora, esto es, cuando comenzamos a charlar de lucro económico y de ganancias o bien beneficios consecuencia del ejercicio de una actividad, en el momento en que nos podemos proponer qué ocurre con la figura del Youtuber en el campo laboral/fiscal. Al fin y a la postre, nos hallamos frente a una actividad profesional, en tanto que, a través de exactamente la misma, se están consiguiendo unos rendimientos económicos que, como cualquier otro trabajador, han de ser declarados, debiendo cumplirse, por consiguiente, con las obligaciones de cara a Hacienda, como con la Seguridad Social.


Opciones del Videoblogger como figura laboral


El Youtuber, para iniciarse en su actividad, tiene una doble opción alternativa. Muy brevemente: registrarse en el Régimen Singular de Trabajadores Autónomos (RETA) o bien formar una Sociedad y declarar por esta vía los ingresos. Esta elección va a depender, eminentemente, de las cantidades. Si estas son exageradamente altas, la opción mejor va a ser la de formar una sociedad. Examinamos ahora las 2 opciones:


REGÍMEN DE AUTÓNOMOS


Si el Youtuber decide registrarse en este Régimen Singular, habrá de ser mismo quien pague sus impuestos. O sea, deberá abonar mensualmente una cantidad, que va a ir destinada a las arcas públicas de la Seguridad Social.


A efectos fiscales, como cualquier autónomo, va a deber abonar tanto el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF), como el Impuesto sobre el Valor Añadido pertinente a las facturas que vaya emitiendo durante su actividad profesional. Como cualquier otro trabajador dado de alta en este Régimen, va a deber abonar el Impuesto sobre el Valor Añadido trimestralmente, y el IRPF, en la declaración anualmente prevista.


Por último y en lo que se refiere a este apartado, cuando el Youtuber pretenda cursar su alta, va a deber marcar el apartado setecientos cincuenta y uno, que se corresponde con el de “profesionales de la publicidad, relaciones públicas y similares”.


CONSTITUIR UNA SOCIEDAD


Como ya hemos adelantado previamente, si los ingresos conseguidos son muy elevados, no va a ser rentable estar dado de alta en Autónomos, puesto que, a mayores ingresos, mayores van a ser los impuestos a abonar.


Hay que tomar en consideración que en el régimen de autónomos la carga impositiva que aguanta una persona con ingresos superiores a sesenta Euros siendo soltero y sin minusvalía es de un cuarenta y cinco por ciento .


Por ello, la opción recomendada en estos casos de rentas elevadas va a ser la de formar una sociedad.


Los gastos que derivan de una sociedad son:



  • Sueldo de administrador con su pertinente gasto en la seguridad social.

  • Pago del Impuesto sobre el Valor Añadido trimestral.

  • Pago del Impuesto de Sociedades, siendo un veinticinco por ciento .

DECISIÓN DE CONSTITUIR LA SOCIEDAD FUERA DE ESPAÑA


Como viene siendo frecuente (si bien no en todos y cada uno de los casos), muchos de los Youtubers han decido formar su sociedad fuera del territorio de España, con el propósito de llevarse su sociedad a lugares donde los impuestos son más bajos que en España, como puede ser, por servirnos de un ejemplo, Andorra. Con esta resolución, evitarán destinar un sinnúmero de dinero a las arcas públicas, incrementando, con esto, el beneficio conseguido con el desarrollo de su actividad.


La resolución de establecer el domicilio fiscal en un país con carga impositiva inferior al de España no resulta ilegal si se cumplen 2 primordiales supuestos:



  • La vivienda fiscal se realice de forma eficaz de tal forma que no va a poder estar menos de ciento ochenta y tres días en el país de vivienda.

  • El centro de intereses de tipo económico se halle en el país de vivienda fiscal.

  • No se haya tributado previamente en España, esto es, en el caso de la mayor parte de los Videobloggers son jóvenes que no han percibido sueldo suficiente para liquidar impuesto en España y de ahí que que cara la inspección tributaria no se consideran sujetos pasivo, de lo contrario no se les va a impedir el traslado de la vivienda fiscal mas daría sitio a una regularización en el caso de inspección.

Estamos indudablemente frente a una materia compleja, cuya irrupción en estos últimos años puede producirnos dudas a nivel laboral o bien fiscal. Si deseas percibir más información, como, por servirnos de un ejemplo, con relación a la manera de pago en el caso de las sociedades (puesto que este depende de la modalidad escogida y de los ingresos logrados), o bien de cualquier otra duda que te pueda proponer esta figura, ponte a cargo de nuestros profesionales, que examinarán tu caso y aconsejarán en función de sus intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad